Tipos de endometriosis

La endometriosis se caracteriza por la localización ectópica, fuera de lugar, de tejido endometrial que se comporta a lo largo del ciclo menstrual como lo hace el endometrio que se encuentra en el útero, creciendo y descamándose con la influencia de las hormonas sexuales, estrógenos y progesterona. Esta afección se presenta de tres formas básicas que se explican a continuación.

Endometriosis peritoneal

Las lesiones aparecen como manchas negras en los ovarios, pero también pueden tener una apariencia rojiza, o lesiones blancas que reflejan que ha habido una cicatrización del tejido donde se ha producido la invasión de endometrio.

Endometriosis ovárica

Los ovarios pueden ser atacados por la endometriosis y aparecen nódulos o quistes llenos de un fluido espeso y son llamados quistes de chocolate. Este tipo de quistes pueden provocar que el peritoneo, la membrana que rodea los órganos internos, se adhiera a los órganos sexuales internos e incluso al intestino.

Endometriosis profunda

Es el tipo de endometriosis de mayor severidad, pero aunque es la de menor incidencia puede llegar a suponer un problema serio de salud. Este tipo de endometriosis se caracteriza porque las lesiones de endometrio se infiltran, profundizan, más de 5 mm en el peritoneo y afectan a los ligamentos que unen el útero con la pelvis, pero también pueden invadir al intestino, la vejiga y otros órganos como los pulmones. La presencia de endometrio en estos órganos puede ocasionar daños irreversibles y obstrucciones intestinales graves.

Endometriosis y fertilidad

Los síntomas que padece una mujer con endometriosis no están relacionados directamente con el grado de severidad. Lo que sí parece que tiene una conexión directa es el tipo de lesiones con las dificultades para concebir. Cuanto más severa sea la endometriosis, a mayor profundidad de lesiones, la fertilidad se verá afectada de modo más acuciante.

Para definir la gravedad de la alteración se tendrá en cuenta el diámetro, la forma, el número, la profundidad, la densidad de las adherencias y localización de los nódulos de endometriosis ectópicos, fuera del útero y la valoración de las lesiones se determina mediante una observación por laparoscopia de los órganos pélvicos.

Pese a no existir un sistema único de clasificación de la gravedad de la endometriosis, el más empleado es el de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM), que clasifica la enfermedad de la siguiente manera:

  • Estadío I – Mínima: Se presentan implantes aislados y sin adherencias.
  • Estadío II – Leve: Implantes superficiales endometriales menores de 5 cm. Adheri­dos o diseminados sobre la superficie del peritoneo y ovarios, pero sin afectar a otros órganos.
  • Estadío III – Moderada: Implantes múltiples superficiales o invasivos. Se pueden observar adherencias alrededor de las trompas o del ovario.
  • Estadío IV – Severa: Se observan implantes múltiples, superficiales y profundos que incluyen grandes quistes de tejido endometrial en el ovario, endometrioma. Usualmente se observan adherencias con las membranas de gran extensión.

24 comentarios

  1. avatar
    perla david

    Es indispensable efectuar difusion de la trascendencia clinica en todos los profesionales de l salud por sus consecuencias fisicas y en calidad de vida en las pacientes y sus familias. Es indispensale actualizar a especialistas en sospecha precoz y solicitud de resonancia magnetica peviana ante cualquier sospecha y tratamiento precoz por sus complicaciones y dolores cronicos

  2. avatar
    Minnie
  3. avatar
    Jenny
  4. avatar
    Andi
  5. avatar
    Jayna
  6. avatar
    Florence
  7. avatar
    Bert
  8. avatar
    Lawanda
  9. avatar
    Bert
  10. avatar
    Bertha
  11. avatar
    Kailan
  12. avatar
    Fleta
  13. avatar
    Nelda
  14. avatar
    Joyce
  15. avatar
    Cheyanne
  16. avatar
    Helene

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Cerrar